Tras el fuerte aumento del precio de la nafta y el gasoil que llevó la súper a casi 20 pesos, el presidente de la Federación de Expendedores de Combustible confirmó que para octubre se espera una nueva suba. En lo que va del año los combustibles aumentaron un 15 por ciento como consecuencia del nuevo acuerdo de revisión trimestral de precios que el Gobierno pautó con las petroleras.

En la primera hora del domingo los surtidores actualizaron la tarifa con un incremento del 7,2 por ciento para la nafta y del 6 para el gasoil. El nuevo índice de revisión de precios trimestral para los combustibles líquidos traslada cualquier movimiento en los costos de la producción al surtidor, entre ellos las variaciones de la cotización del dólar y del petróleo.

El presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles, Raúl Castellanos, confirmó a los medios que además de la reciente suba y la pasada de abril todavía queda un nuevo ajuste tras la revisión del índice en octubre. Según Castellanos, el aumento fue mayor al esperado por los empresarios.

«Esperábamos una suba inferior al 3 por ciento, en función del acuerdo al que habían arribado los petroleros con el Gobierno a principio de año. Pero se agregó un plus para recuperar parte del desfasaje que tuvo el precio del combustible con respecto a la inflación del año pasado. Los combustibles subieron el 31 por ciento y la inflación estuvo en orden al 40», comparó el dirigente.

Sobre el próximo ajuste, Castellanos estimó que esa cláusula se aplicaría también en la próxima revisión de precios, debido a que en el aumento de este domingo recién se aplicó la mitad de ese 9 por ciento de diferencia. «En lo que va del año, la nafta subió aproximadamente un 16% y el gasoil un poco menos; por ahora le va ganando a la inflación, esperemos a ver qué pasa en el aumento de octubre», concluyó.