El día de ayer, la Cámara de Diputados transformó en ley la creación de una Oficina Conciliación Laboral Obligatoria, idea promovida por el Gobernador Alfredo Cornejo impulsando a restringir la industria de los juicios laborales.

El  proyecto de ley acuerda la creación de una Oficina de Conciliación Laboral en la que 50 abogados cumplirán el rol de ser mediadores antes de que cualquier conflicto laboral entre las partes se lleve a juicio. Así, se pretende bajar la cantidad  y la extensión  de los juicios laborales que se inician años tras años en la provincia.

La idea es que con este proyecto se llegue a una instancia obligatoria en la que tanto el trabajador como quien lo emplea encuentren resolver el conflicto, y así lograr que procesos que antes llevaban años podrían solucionarse en solo meses.

La ley se aprobó por 24 votos a favor, 23 en contra y una ausencia. La falta de un legislador fue lo que posibilitó una votación sin controversias para el oficialismo.

Por Redacción