El Concejo Deliberante de Guaymallén aprobó una ordenanza que obliga a pagar un canon mensual a profesionales que hagan uso de plazas o parques municipales.

Además los profesionales deberán estar registrados en el municipio y contar con seguro de responsabilidad civil.

Un comunicado oficial señala que el objetivo con esta ordenanza es «ordenar una situación que creció exponencialmente durante los meses de pandemia, y cuidar a quienes participan, entendiendo que la actividad física es fundamental para la buena salud física y mental».

Cada profesional, con certificado habilitante, deberá inscribirse en el registro creado para tal fin y establecer días y horarios de trabajo en los espacios públicos disponibles.

Según la cantidad de días y horarios solicitados, es el monto mensual que deberá abonar, calculado en Unidades Tributarias Municipales.