El pasado jueves, más de 120 vecinos del Departamento se reunieron en la Cámara de Comercio buscando una posible solución frente a las desmesuradas boletas de gas.

Los mismos concurrieron con boletas en mano, donde en algunos casos, el monto era excesivo y superaba los $8.200.

El reclamo nace de los vecinos y de los comerciantes del sector gastronómico de Tupungato, asistiendo a la ONG Protectora de los servicios públicos, que incluye el gas. En coordinación con la Organización presentaron un recurso de amparo ante la Justicia Federal para lograr frenar el tarifazo.

El Intendente del Departamento, Gustavo Soto, se hizo presente junto al Subsecretario de Servicios Públicos, apegándose al discurso del Gobernador Alfredo Cornejo, que asegura que las tarifas están bien aplicadas.

Ofreció como única solución tramitar el beneficio de la Tarifa Social, que para la mayoría de la población, es difícil acceder.

Por Redacción.