El gran gesto solidario tuvo su cuota positiva. Yanina Cabrera, vive en La Dormida, buscaba trabajo desde hacía casi un año y en el trayecto a una entrevista laboral encontró una billetera con dinero. Lejos de quedársela decidió devolverla, pero su mayor recompensa fue haber conseguido un nuevo trabajo.

Si se hiciera una encuesta preguntando: ¿Si encontraras plata tirada en la calle, la devolverías?, seguramente todos contestarían que sí. Pero lo cierto es que, a la hora de la verdad, muchos son los que harían la vista gorda.

No es el caso de Yanina de 26 años, ella estudia para ser maestra en el IES de Santa Rosa y como a tantos jóvenes, estudiar sin trabajar se le hace difícil, pero no pierde la esperanza de rendir sus últimas siete materias y recibirse. Vende joyas, se la rebusca pero no desiste ante las adversidades de la vida.El pasado martes tuvo una entrevista laboral. Eran las 8.10 y subió al colectivo de frecuencia directa que recorre La Paz - Mendoza. Se sentó junto a un joven que descendió en la parada siguiente, mientras ella siguió, con destino a Las Catitas.

"Luego de que el hombre bajó, encontré la billetera, no me animé a abrirla porque habían varias personas y tenía miedo que pensaran que quería robar o extraer lo que había en el interior. Sólo tomé una foto para subirla a Facebook, quizas así su dueño la iba a reconocer", cuenta la joven. Sólo pensaba en la posibilidad de una nueva fuente laboral, ya que en una bodega donde estaba en La Dormida nos dejaron cesantes por falta de recursos", se lamentó.

"Mucho tiempo intenté buscar, pero aquí se complica".Cuándo llegó a su destino, la joven comenzó a recibir llamados de algunos amigos del dueño de la billetera preguntando sino la había visto. "Yo la tengo" dijo. A todo esto nunca la abrió, pensaba que la persona debía estar lamentándose.Rápidamente luego de haber sido entrevistada para un trabajo se contactó con el hombre (Oriundo de La Paz) y devolvió la billetera, con toda la documentación y $10 mil pesos en su interior.Aún hay gente honesta en éste mundo y es el claro ejemplo de ésta santarrosina que por cierto fue aceptada en su nuevo trabajo.

Por Gabriela Sosa