El Gobierno le otorgó a la low cost Norwegian Air Argentina la autorización para operar vuelos a 73 destinos locales y 80 internacionales por un plazo de 15 años. 

«Esto representa un hito muy importante para el desarrollo del modelo de tarifas bajas de la compañía en el país y la región. Estamos convencidos de que es una muy buena noticia para todos los argentinos, puesto que implica una mayor conectividad, oportunidades de empleo y desarrollo del turismo», dijo Ole Christian Melhus, CEO de la compañía.

En este sentido, Norwegian Air Argentina se propone invertir US$ 4300 millonesen un plazo de cinco a ocho años., que incluye 3200 puestos de trabajo directos y más de 50.000 empleos de forma indirecta.

Entre los vuelos de cabotaje aparen conexiones a Buenos Aires, Jujuy, Tucumán, Córdoba, Comodoro Rivadavia, Neuquén y Salta. En cuanto a los destinos internacionales, la empresa volará desde Mendoza a Miami, Santiago de Chile y San Pablo.

Melhus sostuvo que la compañía noruega  «apunta a contribuir en el proceso de modernización y desarrollo de la industria aerocomercial». local». «Seguiremos trabajando en conjunto con el Gobierno, entes reguladores, sindicatos y demás actores clave para iniciar pronto nuestros primeros vuelos comerciales y proveer nuestro servicio de alta calidad», añadió.

La resolución firmada por el ministro Guillermo Dietrich destaca en sus considerandos que “la iniciativa proyectada por Norwegian Air Argentina Sociedad Anónima conforma un emprendimiento tendiente a satisfacer los principios de ingreso al mercado de nuevos explotadores, estímulo a la competencia y diversificación de los servicios, que constituyen las aspiraciones declaradas en el Decreto N° 2.186/92”.

También resalta que “la propuesta empresaria se encuentra orientada a cubrir las necesidades de transporte que no son atendidas por los servicios regulares y representa, por ello, un elemento de utilidad general para la comunidad”.

En la Resolución se hace mención a las consideraciones formuladas, tanto por el gremio de pilotos APLA, como por la empresa de bandera, Aerolíneas Argentinas.

El gremio señaló que “las condiciones actuales que presenta el sistema aéreo no resisten la incorporación de nuevas empresas”, ya que “tanto el Aeroparque Jorge Newbery como el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini de Ezeiza se encuentran al límite de su capacidad, por lo cual la incorporación de operadores afectará a la seguridad operacional, lo que podría derivar en el colapso del sistema operativo”.

En cuanto a la posición de Aerolíneas Argentinas, ésta refiere a “las limitaciones que los acuerdos bilaterales vigentes imponen al otorgamiento de servicios en las rutas internacionales solicitadas y a los inconvenientes que presentan el suministro de combustible y la infraestructura aeroportuaria al ingreso de nuevos explotadores”.

No obstante, la cartera de Transporte resolvió que “consecuentemente, con la finalidad de brindar un mejor servicio a la comunidad, se considera pertinente el otorgamiento de los servicios peticionados con relación a las mencionadas rutas”.

Fuente: Télam