Imagen Ilustrativa

Luego de más de un año de investigación, en Santa Rosa, San Martín y Junín se llevaron a cabo 14 allanamientos.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

En los allanamientos que se realizaron quedaron cinco personas detenidas, cantidad de vehículos secuestrados, algunos de ellos ya desarmados,  alrededor de 40 policías afectados a los procedimientos y un año de investigación. Este sería el resultado de un expediente que tuvo su inicio en el departamento de Santa Rosa caratulado como simple robo.

Desde ayer en la mañana, personal de Investigación de la zona Este y de la División Automotores de la provincia se extendió por los departamentos de Santa Rosa, San Martín y Junín, cumpliendo con 14 órdenes de allanamiento que otorgó la fiscal Mariana Cahiza de la Unidad Fiscal de Santa Rosa.

Los domicilios que fueron irrumpidos eran particulares, pero también se allanaron comercios de ventas de autopartes usadas.

Según informaron fuentes judiciales a distintos medios, se trataría de una banda que operaba en el Este mendocino, dedicándose al robo de vehículos y a la venta de sus partes.

El expediente estaría caratulado como asociación ilícita, aunque se desprenden de allí otros delitos, como el hurto agravado y el encubrimiento.

Por Redacción