Este martes, los 30 empleados de la sucursal Diarco de GuaymallA�n, se chocaron con la triste noticia de que habA�an perdido sus fuentes de trabajo.

Frente al local, que hasta ayer fue su lugar de trabajo, relataron que el comercio estaba con las persianas bajas y una persona que tiene contacto con directivos de la firma, les reconociA? que el local habA�a cerrado sus puertas sin previo aviso.

Uno de los encargados dijo en diA?logo con una radio de Mendoza, que «se enterA? esta maA�ana y los que estaban llegando no pudieron entrar. Estaba toda la gente en la calle y nadie saliA? a darles una explicaciA?n».

Por RedacciA?n