La protagonista de este accidente domestico es una joven de 26 años que ingirió ácido y fue derivada al Hospital Perrupato en grave estado. Su hermano había dejado a mano un vaso con esta sustancia y ella lo tomó por equivocación.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

La mujer, que vive en calle Tucumán, se encontraba dando de mamar a su beba, cuando ingirió ácido de un vaso que había dejado su hermano sobre la mesa. La misma fue derivada de urgencia al Perrupato.

Según los primeros informes médicos, se le tuvo que extraer el intestino y otros órganos afectados por esta sustancia.

Ampliaremos