La provincia está encarando un plan de obras energéticas que consiste en la construcción de nueve mini centrales hidroeléctricas ubicadas en canales del Este y del Gran Mendoza, que tendrá sus primeros resultados durante 2019.

Con ese desarrollo y sumado a los parques solares que empezaron a gestarse, aspiran a generar un año después un tercio más de la energía que se produce en la actualidad.

Dos de las primeras cinco centrales estarán ubicadas en Junín, mientras que las otras tres estarán en distintos saltos del canal Cacique Guaymallén.

“Las que estarán listas para el año que viene ya están bastante avanzadas, incluso con las bases de las turbinas colocadas”, aseguró el ministro de Economía, Infraestructura y Energía de la provincia, Martín Kerchner.

La inversión para las nueve centrales, que cuando estén terminadas generarán 40 megas y beneficiarán a unas 40 mil viviendas, rondará los U$S23 millones, por lo que en promedio para cada una se calculan U$S2,5 millones.

Respecto de los otros cuatro proyectos, Kerchner indicó que están con cierre de contrato, es decir que se firmaron los convenios con Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) y tienen un plazo con el que a fines del año que viene deberían estar muy avanzados, como para que en 2020 estén terminados.

Parques solares con apoyo chino

Además de las nueve mini centrales hidroeléctricas, en Mendoza se están construyendo parques solares y un parque eólico, con los que aspiran a llegar a ese 30% más de producción de energía para el 2020.

«Estuvimos con gente de  China que se están asociando acá con los parques solares privados, uno es el de Zapata y otro el de Medrano, donde hay 137 megas, el equivalente a Potrerillos», cerró Kerchner.

Fuente: UNO