La provincia mendocina se instaló fuertemente en el debate sobre el el polémico caso del Grooming y de cómo prevenirlo. Actualmente se investigan alrededor de 25 causas, una de ellas considerada la de mayor gravedad a nivel nacional.

El delito conocido como Grooming fue incorporado al Código Penal a fines de 2013. En el escrito se expresa que el artículo 131 estipula prisión de 6 meses a 4 años para “el mayor de edad que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactarse a una persona menor con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”.

Se vulnerará la integridad ya sea con las transmisiones de imágenes o videos con contenidos sexuales o los encuentros en persona.

En la provicia se inicio la atención a este tipo de casos en el año 2015. A partir de allí, se recibieron 50 denuncias aproximadamente, de las cuales un porcentaje importante terminó archivadas.

“Hay veces que no llegamos a reunir el material probatorio para avanzar. En este delito el riesgo es abstracto. Están las penas previstas para cuando exista una insinuación de que pueda pasar algo en un futuro”, explicó a diversos medios Garay, fiscal de Delitos Económicos y especializado en el tema.

El mismo investiga la mayoria de estos hechos en la provincia, ya que es el titular en Mendoza de la Red de Puntos de Contacto contra la Pornografía Infantil. “En los expedientes hay que ser minuciosos y detectar si en las conversaciones hay intencionalidad sexual. Los acusados se empiezan a delatar porque mienten con algunos datos”, destacó el fiscal Garay.

Hasta el momento, existen alrededor de 25 causas, algunas en etapa de instrucción y otras elevadas a juicio. Hay personas imputadas, pero todavía ninguna está detenida al ser un delito excarcelable. Los análisis en los dispositivos electrónicos y las pericias psiquiátricas sobre los sospechosos son las pruebas claves para esclarecer este tipo de episodios.

Campaña de Concientización

En cuanto a esto, el Diputado Guillermo Pereyra presentó un proyecto de ley recientemente sobre la concientización, prevención y erradicación de estas maniobras, de la mano de él, estuvo en Mendoza el abogado Hernán Navarro, fundador y presidente de Grooming Argentina, una organización no gubernamental que funciona desde el 2004.

Navarro explicó a distintos medios como funciona y de que trata el tema: “El 70 por ciento de los argentinos desconoce qué es el grooming. Es un mecanismo que utiliza el perverso para atrapar a sus víctimas a través de cualquier plataforma tecnológica. Los pedófilos se ganan la confianza de nuestros niños y adolescentes en las redes para llevar adelante cualquier delito contra su integridad sexual. Son depredadores sexuales que salen a cazar, o que integran una red de producción y explotación de pornografía infantil”.

El fundador de Grooming en el pais confió que actualmente la causa más compleja a nivel nacional está en Mendoza y se trata de una víctima que ha sufrido este accionar de los 11 a los 16 años. Si bien no trascendieron detalles de la victima, fue para resguardar su privacidad, la duración en la concreción del delito resalta la gravedad del caso. El expediente está en plena instrucción.

Es importante destacar que Argentina está entre los 10 países en donde más se da el grooming, y se reciben unas 12 denuncias por mes en todo el país. “Es un tema difícil porque no hay debido resguardo de la evidencia digital.

“Los adolescentes encuentran en la tecnología intimidad y se cierran al diálogo con los padres. Nosotros los definimos como huérfanos digitales. Por eso queremos educar a la sociedad en hacer un uso responsable de las plataformas tecnológicas, pero también en subrayar la necesidad de preservar las pruebas, no bloquear los perfiles e inmediatamente realizar la denuncia”, concluyó el presidente de Grooming en Argentina.

Fuente: Medios