El día de ayer llegó a la provincia el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti,  con el objetivo de festejar una jornada histórica para la Justicia federal local, en donde se designarán los cinco titulares de las cámaras federales. Estos cargos se reemplazan luego de la destituir a los ex magistrados que fueron condenados en la megacausa por delitos de lesa humanidad.

En este marco, y después de hacer una notoria mea culpa por el funcionamiento de la Justicia argentina, Lorenzetti junto al gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo, anunciaron que Mendoza tendrá una sede de la Oficina de Escuchas Judiciales, también llamada Dirección de Captación.

El ministro de la Corte Nacional argumentó que fue una iniciativa del Gobernador, y que por tal, la provincia será la primera en pasar por esta experiencia. Aunque, lo replicarían en todo el país.

La ex SIDE

La que ahora se conoce como Oficina de Escuchas es la ex Secretaría de Inteligencia del Estado, SIDE.

La misma fue decretada por el Presidente Macri, transferida al Poder Judicial. En la actualidad no es parte de la Corte Suprema sino del Poder Judicial de la Nación.

Para que haya mayor transparencia, el Juez de la Corte Suprema, esclareció ; “está bajo el control de un comité de dirección, conformado por camaristas federales. Él mismo es presidido por dos de ellos, que se mantienen por un período de tiempo y acceden a ese puesto por sorteo. En cuanto a la tarea que se realiza en ésta oficina, el titular de la Corte explicó que no sólo se refiere a las escuchas judiciales, sino a la vinculación de información financiera, de AFIP, casos de lavado de dinero, investigaciones acerca de secuestros extorsivos y lucha contra el narcotráfico, entre otros delitos. También aclaró que será para los casos en los que la Justicia ordene las escuchas: tanto sobre causas federales como provinciales.

Lorenzetti concluyó manifestando; “se realizó un acuerdo con el Senado de la Nación y con la Comisión de Inteligencia del Congreso para que auditen con permanencia el funcionamiento de dicha oficina, con el fin de dejar atrás un pasado que había generado bastante debate en el país sobre cuáles son sus funciones. Hoy está auditada por la Corte y también por el Congreso de la Nación”.

Por Redacción