La medida adoptada por el Gobierno Nacional atenuó el impacto del dólar sobre el valor de algunos productos alimenticios.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

En Mendoza, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó un 4,2% en el mes de agosto. Este incremento se debe a la suba de los precios de alimentos y bebidas registrada este último tiempo sin importar la eliminación del IVA en alguno de estos productos.

De esta manera, la inflación en la provincia suma el 29,8% en lo que va del año según los datos publicados por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE), que muestra cómo reaccionaron los precios a los grandes eventos económicos de agosto. El factor determinante fue sin duda el de la devaluación que tuvo lugar inmediatamente después de las PASO presidenciales.

En este caso, el informe publicado por la DEIE demuestra que el rubro de “alimentos y bebidas” fue el que mayor incidencia tuvo sobre la inflación de agosto. Del 4,2% de suba del IPC general, 1,7 puntos porcentuales se explican por esa categoría.