Como resultado del notable aumento tarifario y un invierno más cálido, el gasto residencial del primer semestre del año cayó un 24%.

El consumo de gas natural por red a nivel país demostró reducción del 18% mientras que en Mendoza, el ahorro fue mayor y el registro fue del 24%, en relación al mismo periodo en 2016. Este fenómeno cuenta con dos causas fundamentales: temperaturas más altas en este invierno, y sobre todo por el gran aumento de las tarifas.

Los usuarios mendocinos residenciales consumieron en la primera mitad del año un total de 200,1 millones de m³, contra los 263,5 millones que se registró el pasado año, es decir un 24 % menos, según datos publicados por Enargas.

El observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo, aseguró que el consumo residencial de gas natural por red registró una caída del 18% en el semestre analizado, lo que deja la peor caída en 24 años.

Por Redacción