El día de ayer el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, y el ministro de Producción y Desarrollo Económico de la provincia de San Juan, Andrés Díaz Cano, se reunieron para empezar a emprender acciones frente al polémico comunicado por el Gobierno de la Nación sobre la aplicación del impuesto al vino.

Luego de mantener encuentros con entidades del sector, el ministro Kerchner en compañía de su par de San Juan, delinearon acciones que mitiguen el impacto del nuevo impuesto a la bebida Nacional.

El fin de dicha junta es coordinar las tareas que vamos a realizar. Estamos preparando y enviando documentación a Buenos Aires respecto al significado y al impacto que puede tener este impuesto en la región y desde el sector nos están aportando documentación técnica con distintas propuestas para poder abordar el tema”, explicó Kerchner.

Asimismo, el ministro se basó en el pedido de audiencia de carácter urgente con el nuevo ministro de Producción de la Nación. “Hasta que no esté firmado el proyecto, vamos a seguir peleando y tenemos tiempo para seguir ejerciendo este proceso de sensibilización e ir bajando esta pretensión del Ministerio de Hacienda de la Nación que empezó con un 25% de impuesto interno”.

Por su parte, Díaz Cano detalló que desde San Juan que se sorprendieron por el proyecto, por lo que comentó; “por eso nos hemos contactado con Mendoza, para buscar alguna alternativa de solución a todo esto. Hay que dialogar, consensuar y trabajar principalmente con los distintos ministerios de la Nación para que revean esta postura y que, de alguna manera, se pueda sacar este impuesto al vino que quieren colocar”.

En los próximos días, los funcionarios de la provincia seguirán reuniéndose con referentes del sector vitivinícola, representantes de otras provincias de la región y autoridades nacionales para seguir con el intento de reducir la carga impositiva propuesta desde el Ministerio de Hacienda de la Nación.

Fuente: Prensa Mendoza