Los paros que realizó el gremio bancario esta semana siguen teniendo efecto. Algunos jubilados aún no pueden cobrar y se pueden observar largas colas en cajeros. 

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Después del paro del martes y las asambleas de ayer, los bancos siguen llenos de personas y temprano en la mañana las filas eran de hasta dos cuadras en algunas sucursales.

Hoy algunos abuelos que no pudieron cobrar el martes y ahora tratan de cobrar sus haberes y tener dinero para Navidad. También hay filas en los cajeros automáticos que en algunos casos se extienden por más de una cuadra. El temor de todos es que los cajeros se queden sin dinero.

Por Redacción