El hecho fue denunciado por quienes serían los nuevos inquilinos del domicilio y según adelantos del forense, tendría 5 o 6 meses de gestación.

En la localidad de Palmira, departamento de San Martín, se produjo el macabro hallazgo, cuando por problemas de drenaje, la nueva familia que alquiló un departamento interno, decidió llamar a un plomero y este se encontró con restos de un bebé de unos cinco o seis meses.

Según declaró el Fiscal Oscar Sívori, la investigación se encuentra en curso desde hace unos días y en ese sentido una de las hipótesis relacionaría con el hecho a los anteriores moradores.