Sólo ocho senadores le dieron la espalda al Presupuesto 2018 de Alfredo Cornejo, que contempla una pauta de gastos de $77.526 millones, un nuevo endeudamiento por $1.900 millones y un pedido de crédito de $4.000 millones. 

Fueron seis los legisladores peronistas que votaron en contra del Presupuesto y dos miembros de la izquierda. Es decir que al gobernador le sobraron 5 votos a la hora de obtener el aval para la pauta, porque necesitaba 25 senadores que aprobaran el proyecto y en total fueron 30 los que le dieron el sí. La iniciativa pasó holgadamente la aprobación del Senado y fue remitida al Ejecutivo para su promulgación.

El grupo de los 6

Mientras los peronistas que votaron en contra del diseño presupuestario del Ejecutivo dejaron bien claro por qué no apoyaban a Cornejo, ninguno de los 8 restantes pidió la palabra. Se limitaron a respaldar la gestión del gobernador.

Los que no acompañaron justificaron su negativa de formas muy diversas y hasta insólitas. También así lo hicieron los dos legisladores del FIT que le dijeron no a la acumulación de deuda y a la pauta en general.

El senador Luis Böhm fue el encargado de anunciar que el PJ votaría en forma dividida. «Los legisladores que decidimos no acompañar lo hacemos desde la más absoluta convicción de que esta pauta genera más desocupación, más pobreza y más marginalidad. En ella se refleja una redistribución regresiva del gasto público y, lejos de disminuir el déficit, la deuda se incrementa. Es el Presupuesto más bajo en inversión social de los últimos 20 años», afirmó el peronista.

En el mismo sentido, el senador Guillermo Amstutz explicó: «Los contadores con los que he trabajado me han llenado de números, pero a mí me gustan las cuentas del libro del carnicero», sostuvo, y explicó la composición de la deuda. «En el artículo 3 se pide aprobación para endeudamiento por 6.000 millones de pesos, más los 1.900 solicitados para realizar obra pública. Es decir que la deuda llegará a 8.000 millones de pesos»

Según sus cálculos, la Provincia deberá pagar $10.000 millones por año en carácter de intereses de la deuda, que ya oscila en 33.000 millones de pesos. Finalmente se negaron a apoyar la pauta, además de los dos senadores mencionados, Fernanda Lacoste, María José Ubaldini, Eduardo Bauzá y Gustavo Arenas.

A favor lo hicieron los peronistas Olga Bianchinelli, Mauricio Sat, Ángel Brancato, Samuel Barcudi, Juan Agulles, Ana Sevilla, Omar Quito Benegas y Patricia Fadel.

La izquierda se negó

Los dos senadores de la izquierda, Victor Da Vila (PO) y Noelia Barbeito (PTS), también votaron en contra.

Barbeito aseguró que «como demostración de los intereses que tiene este gobierno, en el 2018 ha recortado el presupuesto de la Dirección de Género y Diversidad, que pasó de $26 millones a $20 millones de pesos. Este endeudamiento lo van a pagar nuestros hijos y nietos». De todas maneras, el proyecto fue aprobado por 30 votos a favor, contra 8 negativos.

Fuente: Diario Uno