El sector vitivinícola mendocino se encuentra en alerta por la posibilidad de gravar impuestos al vino y a los espumantes, de acuerdo a las especulaciones que surgieron en torno a cambios en el esquema tributario y que se anunciaría en las próximas horas.

El sector vitivinícola hasta el momento no pagaba impuestos internos y aseguran que el impacto de este impuesto sería «muy negativo», y «no se podrían palear más medidas adversas».

Por parte del gobierno Provincial analizan esta medida como un «golpe a unas de las principales economías de la provincia», por lo que el ministro de Economía e Infraestructura, Martín Kerchner intercedería en Nación para revertirlo.

San Martín rechaza cualquier aumento tributario al vino

El Presidente del Concejo Deliberante, Bartolomé Robles, presentó a partir de esta medida, un proyecto donde solicita al cuerpo de ediles rechazar cualquier nuevo tributo que afecte la actividad vitivinícola y solicita a los Legisladores Nacionales por la provincia de Mendoza que se opongan a cualquier nuevo tributo que afecte a dicha actividad. La normativa se sancionó con el voto unánime de los ediles presentes.

Por Redacción