Durante noviembre la Municipalidad de San Martín y Fundación Uroclínica acciones de difusión para resaltar la importancia del control urológico anual como el mejor método para prevenir el cáncer de próstata.

Noviembre está establecido en el calendario mundial como el mes de prevención del cáncer de próstata. 

Y en tal sentido, desde Fundación Uroclínica y comuna al mando del Intendente Jorge Omar Giménez, se está impulsando una campaña de difusión y concientización sobre la importancia del cuidado de la salud masculina, especialmente a partir de los 40 años.

En su 2° edición, NOVIEMBRE AZUL & CON BIGOTES tendrá como principal objetivo concientizar a la población, en especial a los varones, sobre la importancia de los controles anuales como el medio más eficiente para la detección precoz de los problemas prostáticos.

En San Martín durante todo el mes se realizará la concientización de este tema.  Aunque se realizarán dos acciones concretas dirigidas a empleados municipales que deseen realizarse estudios urológicos para prevenir o en caso de ser necesario detectar y tratar patologías relacionadas con la próstata.

·         Consultorio móvil en el edificio Municipal: miércoles 21 de noviembre.

·         Consultorio móvil en la Delegación Municipal de Palmira: miércoles 28 de noviembre.

Actuar de manera temprana

El cáncer de próstata es el tumor más frecuente en los hombres y en el 50% de los casos, la enfermedad se detecta cuando está avanzada, elevando los riesgos de mortalidad.

La Sociedad Americana y la Sociedad Argentina de Urología recomiendan que todo hombre se controle a partir de los 50 años. Aquellos que tienen antecedentes familiares de cáncer de próstata, especialmente padre o hermanos, deben iniciar sus controles a partir de los 40 años.

Es muy importante señalar que muchas veces la presencia de células malignas resulta asintomática para el hombre. En otros casos, manifiesta los mismos síntomas de la patología prostática benigna. La recomendación es prestar atención a los siguientes síntomas:

• Sangre en la orina.

• No poder orinar.

• Necesitar orinar con frecuencia, especialmente durante la noche.

• Flujo de la orina débil o interrumpido.

• Dolor o ardor al orinar.

• Dolor constante en la parte baja de la espalda, la pelvis o la parte superior de los muslos.

“Si tiene cualquiera de estos síntomas, es fundamental que consulte a su médico y que no olvide que estas señales también pueden deberse a otros problemas comunes que no son cáncer, como infecciones o agrandamiento de la próstata y es el urólogo quien indicarle la causa”.

Por Redacción