Se espera para este lunes un marcado descenso en los registros térmicos que se prolongarán a lo largo de toda la semana.

Según la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas de la provincia, mañana será un día “parcialmente nublado con descenso de la temperatura y precipitaciones aisladas hacia la noche”. Además se anticipan “vientos moderados del sudeste” y “nevadas en cordillera”. La máxima de la jornada será de 13 grados, mientras que el mínimo registro será de 5 grados.

Este será el primero de una serie de días fríos y lluviosos que tendrán máximas que no llegarán a los 10 grados.

El Servicio Meteorológico Nacional ha emitido dos alertas que abarcan la zona cordillerana de la provincia. La primera por “Vientos intensos” y la otra por “Nevadas persistentes”.

“Esta situación estará acompañada por nevadas de variada intensidad en la zona cordillerana de Mendoza, provocando viento blanco. Se determina el cese de alerta para la zona cordillerana del sur de Mendoza”, expresa una alerta.

En tanto que la segunda, anuncia que en la zona cordillerana del sur y centro provincial “se espera que la zona se vea afectada por lo menos hasta el martes 21 por nevadas de variada intensidad, algunas localmente intensas. Se estiman valores de nieve acumulada entre 50 y 100 cm. Los mayores acumulados se prevén en la zona cordillerana del norte de Neuquén y del sur de Mendoza. No se descartan mejoramientos temporarios”.