Si se agrega la población rural, se estima que la desocupación total supera las 2 millones de personas.

Hay 270.000 desocupados más que un año atrás. Es porque en el segundo trimestre, la tasa de desempleo subió de 8,7 a 9,6% de la población activa. El número de desocupados aumentó de 1.580.000 a 1.850.000, si se proyectan los datos del INDEC a toda la población urbana.

Así se revirtió el descenso de la desocupación de 9,3 a 8,7% que se verificó entre el segundo trimestre de 2016 e igual periodo de 2017. Y ahora se registró la mayor tasa de desocupación de la era Macri.

La tasa de empleo aumentó 0,4 puntos (de 41,5% al 41,9%). Sin embargo, la mayor ocupación no alcanzó a cubrir el número creciente de personas que salieron a buscar trabajo.

Por su parte, la tasa de subocupación, gente que trabaja pocas horas, aumentó del 11 al 11,2%. Suman más de 2.100.000 personas.

De estos números se desprende que hay casi 4 millones de personas con problemas de empleo, porque están desocupados o trabajan pocas horas y están dispuestos a trabajar más.

El informe oficial también marca un aumento de la “presión sobre el mercado de trabajo” porque además de los desocupados que buscan trabajo también hay un aumento significativo de las personas ocupadas que buscan otro empleo insatisfechos con el que tienen.

En total suman 3 millones los ocupados que buscan otro empleo, insatisfechos con el que tienen. La tasa de ocupados demandantes de empleo subió del 14,7 al 16% y la presión de esa demanda sobre el mercado de trabajo creció del 29,6 al 31,9%.

En total, por uno u otro motivo, 7 millones de personas buscan un empleo.

Todo esto pasó porque, con relación a un año atrás, hay más gente que salió a buscar trabajo. Pero no todos consiguieron empleo. Esta tendencia ,la de más personas en busca de un puesto, se interrumpió en el segundo trimestre del año: hubo una retracción en la búsqueda laboral. Ahora se dificultaron las chances de encontrar una ocupación en un contexto económico más adverso que hace doce meses.

En el segundo trimestre el INDEC informó que la actividad económica cayó el 4,2% con relación a un año atrás. También el ex Ministerio de Trabajo informó que en la primera mitad del año el empleo registrado o formal disminuyó en 106.000 personas y que era mayor la «tasa de salida» de la gente que dejaba por una u otra razón el empleo que «la tasa de entrada» del personal nuevo.

Fuente: Medios