El calor deberá esperar. Esta mañana bajó considerablemente la temperatura en Mendoza de la mano de lluvia y nieve en el sur de la provincia.

Desde el Servicio Meterológico Nacional advirtieron dos alertas de abundantes precipitaciones y otra por vientos intensos en la cordillera.

“Desde la mañana de hoy comenzarán a registrarse lluvias y chaparrones, algunas localmente fuertes, con ocasionales tormentas aisladas. La situación estará acompañada por vientos regulares a fuertes del sector sur con ráfagas”, señala el comunicado oficial.

Además desde el Servicio Meteorológico informaron que se esperan nevadas sobre el oeste y sudoeste de la provincia. Por otra parte, en la cordillera rige una alerta de vientos intensos que rondarán los 100 kilómetros por hora. Además se espera Zonda en la precordillera y cordillera del sur provincial.

Por Redacción