Imagen ilustrativa.

Lamentablemente no cesa el raid delictivo en ese departamento del Este. Los malvivientes a punta de pistola y amenazando con dispararles a los moradores sustraen elementos de valor y amedrentan a la comunidad desde algunas semanas a esta parte. En esta oportunidad una familia de la calle Galigniana, fue sorprendida por los cacos que sin vacilar rompieron la puerta a patadas e ingresaron al interior de la casa con la intención del robo. El hecho ocurrió este miércoles cerca de las 20.30 y el uso de la alarma comunitaria evitó un final mucho más infeliz.

ESPACIO PUBLICITARIO, LA NOTA CONTINÚA DEBAJO.

Parte de la familia disfrutaba de la televisión, segun las versiones de las víctimas. Dos chicas también se encontraban en el comedor cuando recibieron la visita de los malvivientes, quienes encañonados y enmascarados, apuntaron a los moradores. La modalidad es la misma que la de los hechos ocurridos semanas atrás donde con amenazas de muerte y con armas de fuego tratan de imponer el miedo a las víctimas. En esta oportunidad encontraron dinero en efectivo y se dieron a la fuga ante el accionar de la alarma comunitaria. La causa seguirá en manos de la justicia.

Por redacción