La noche del pasado jueves la caída de granizo sorprendió a diversas zonas del Este y Norte de Mendoza. Pero no fue prevista por los servicios meteorológicos.

La tormenta de granizo que asombró a los mendocinos la noche de ayer afectó la zona norte y este de la provincia, la misma no fue detectada por radares del organismo Contingencias Climáticas.

En este marco, el meteorólogo de dicho organismo, Carlos Bustos, aseguró que se esperaba la presencia de lluvia, pero no granizo. «La inestabilidad estaba planteada, pero la intensidad fue mayor y hubo tormenta con algo de granizo», explicó.

Además, Bustos adelantó que para este sábado 15 se esperan condiciones similares. «Por lo que podría haber alguna tormenta y tampoco podríamos descartar la ocurrencia de granizo».

Por Redacción