Fue un empresario de los fuegos artificiales quien lo comunicó. En el Gran Mendoza y parte del Valle de Uco se restringió el depósito, tenencia y venta en 7 municipios.

Los fuegos de artificio podrán comercializarse por ahora en 11 departamentos. En el resto están vedados.

«Lo que estamos padeciendo en Mendoza no tiene antecedentes en ningún otro lugar del país. No es otra cosa que discriminación y persecución a una actividad legal por una demagogia barata para la tribuna. Prohibiendo el uso y la comercialización de la pirotecnia los intendentes sólo demuestran el desconocimiento de la ley provincial y nacional vigentes que la habilitan», expresó sin límites Hernán Antonini, de la comisión directiva de la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales, con gran enojo con las iniciativas departamentales que abundan con prohibición al uso de la pirotecnia.

Los referentes del sector ya solicitaron una entrevista con el gobernador de la provincia Alfredo Cornejo, para buscar el freno judicialmente de las ordenanzas que restringen la venta y las multas.

A dicha ola de prohibición se sumaron esta semana las comunas de Godoy Cruz y Maipú con disposiciones similares y Las Heras, cuyo intendente las suprimió por decreto. En tanto, ya son siete los departamentos (ya las habían vedado en Tupungato, Tunuyán, Luján y Mendoza capital) en los que en estas fiestas se notará la ausencia de la pirotecnia.

Si bien en el Gran Mendoza al menos por ahora sólo se podría vender en Guaymallén, el intendente Marcelino Iglesias expresó que «está en nuestros planes suprimirla en breve».

Fuente: DiarioUno