A pesar de las campañas de salud sexual y la entrega gratuita de profilácticos en hospitales públicos de toda la provincia, el Programa Provincial de Sida ha detectado y confirmado que una persona por día se ve afectada y que los casos de contagios se han incrementado notoriamente en Mendoza.

Se cree que la radical situación sucede por hechos sociales determinados, debido a que 30% de los ciudadanos mendocinos no sabe que está infectado por el VIH, virus de inmunodeficiencia humana.

Uno de los motivos hace referencia a la falta de uso del profiláctico debido al incremento de encuentros sexuales casuales que mantienen, por lo general, los adolescentes y jóvenes.

Otro aspecto notorio en este caso es la falta de chequeos y análisis anuales para saber si se ha contraído VIH.

Cada vez se presentan en la provincia más pacientes infectados con diferentes virus de transmisión sexual como sífilis, virus del papiloma humano, herpes genitales y VIH.

Las edades de los activos sexuales también ha sufrido una amplitud predominante, lo que hace presuponer que la falta de información adecuada de los jóvenes, es un factor determinante. Los nuevos estudios indican que los menores se inician sexualmente a partir de los 14 años, y no a los 16 como sucedía antes. Además con un alto porcentaje en los menores de 11 y 12 años.

Por Redacción